El poder del helado. El remedio para cualquier #Dramadedivineo.

Todo tiene su contrapuesto. En el caso del Divineo es denominado como el Bajón. El bajón puede deberse a diferentes a causas: un mal día en el trabajo, un mal día en el amor, la lavadora la ha tomado con tu camisa favorita que ahora solo sirve de attrezzo para The Walkind Dead; y después de cualquiera de estas situaciones tú, Divina, también.

El Bajón pasa por 5 fases:

  1. Negación: “Esto no me puede estar pasando a mí”.
  2. Ira: “¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? M c**o en todo, j***r, m****a…” (Y un sinfín de expresiones menos divinas).
  3. Negociación: “Bueno igual si hago algo, lo arreglo ¿No?”.
  4. Depresión: “Todo es una m****a. Nada de lo que haga va salir bien”.
  5. Aceptación: En fin… ¿Dónde está mi cuchara de los helados?”.

Y a partir de su aparición estelar, el helado hace lo que solo él es capaz de hacer, eliminar de cuajo cualquier bajón o cosa que se le parezca.

El helado es el remedio que cualquier Divina tiene bajo la manga. Esta práctica puede llevarse a cabo en soledad o en grupo con cualquier sabor de un kilo de peso. Sus efectos siempre son beneficiosos.

Se nos olvidan, las dietas, el grano de la frente, el mal de amores, el de oficinas y todos lo males dignos del mismísimo Lucifer. El helado, su textura, su frescura, su saborcito y, sobre todo, su azúcar devuelven a la vida a cualquier Divina.

Incluso, nos atrevemos y lo vamos a decir, el helado puede ser una de esas pocas cosas, poquísimas, que le pueden al Divineo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s